fbpx

De Moreno Valle a Céspedes el TSJ y Fiscalía está inundada de corrupción y componendas

Últimas Noticias

¿Quiénes administran e imparten la justicia en Puebla?
¿Qué mandatario se ha abocado a limpiar el Tribunal Superior de Justicia y la Fiscalía General del Estado?
¿Del gobierno pretoriano de Moreno Valle al día de hoy… qué ha cambiado?
Pregunta Francisco Castillo Montemayor y él mismo responde:
“Estamos —12 años después— con el mismo aparato judicial e impartidores de justicia corroído por la corrupción y al servicio de los poderosos que creó Rafael Moreno Valle”.
“Entra —José Antonio— Gali Fayad y nada cambió”.
Llega Martha Érika Alonso Hidalgo y nada puede hacer, pues solo estuvo 10 días de gobernadora.
Guillermo Pacheco Pulido se dedicó a flotar durante su mandato interino de cinco meses.
Arriba —Miguel— Barbosa Huerta y durante los primeros dos años nada cambió y hasta el tercero hizo modificaciones a la estructura del Poder Judicial, pero al fallecer el aparato de justicia retornará a su statuo quo.
Ahora está al frente Salomón CéspedesPeregrina—, joven mandatario, que pese a tener dos años al frente de la administración gubernamental, únicamente tendrá este 2023 para poder hacer cambios y darle un “golpe de timón” en el Poder Judicial como en la Fiscalía.
“En sus manos —de Céspedes Peregrina— está en hacer una depuración de agentes del Ministerio Público, de funcionarios de la FGE, de jueces y magistrados, de imponer sanciones a los impartidores de justicia”, a través de iniciativas y propuestas del Congreso.
Y lo tiene que hacer en este año, porque el 2024 será un año eminentemente electoral y el gobernante en turno —guste o no— pasa a segundo término.
Lamentablemente de Moreno Valle a Salomón Céspedes “la impartición de justicia continúa con sus mismas componendas, corrupción y llena de vicios”.
Organizaciones sociales y sociedad se pregunta —nos preguntamos—, ¿por qué hay tanta delincuencia en Puebla, como en el País?
¡Por la impunidad!
Y no de los delincuentes que están afuera… sino de los de adentro, en el gobierno en los tribunales y fiscalía”.


EL CAMINAR DE MONTEMAYOR DE PIÑA OLAYA A MORENO VALLE

Francisco Castillo Montemayor rememora: Llegué con Mariano Piña Olaya como delegado de la SEDUE —Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología— cuando apenas aparecía la Ley General del Equilibrio. “En ese tiempo hablar sobre medio ambiente era prácticamente algo esotérico”, no existían reglamentos.
Pero ya estaban problemas gravísimos en la ciudad de Puebla. Ya se había perdido el Río Atoyac, El Alseseca, el de San Francisco, estaban totalmente contaminados… muertos”.
En ese tiempo -finales de los 80- tenía ya mis proyectos para proteger al medio ambiente y sus recursos naturales.
Con Piña Olaya se inició “la verificación voluntaria en Puebla”.
En esa época, en el extinto Distrito Federal —hoy Ciudad de México— ya estaban padeciendo problemas graves.
Y en Puebla empezaron aparecer pajaritos muertos.
Hay que establecer el “Hoy no Circula” y estrategias para las contingencias; es tiempo que la gente se empiece a sensibilizar.
Pase a diseñar el Programa de Verificación Voluntaria en Puebla y tuvo bastante aceptación en los automovilistas. Utilicé las agencias automotrices que tenían equipo de medición.
En Tránsito Estatal estaba —René— Meza Cabrera. Se dieron cuenta que había mucho interés y “apareció” el empresario Jorge Kahwagi, se presentó con el gobernador Piña Olaya y le dijo:
“Mira Mariano… aquí está la ‘papa’, qué te parece si te fabrico las calcomanías”.
El mandatario le respondió “que ese programa lo tiene y maneja el Gobierno Federal”.
“No hombre, tú lo puedes pedir”, reviró Kahwagi.
Entonces me solicitaron que fuese el Gobierno del Estado el que implementara el programa. Y se lo dieron a manejar a Meza Cabrera, “que a su vez se lo dio a su sobrino”.
“Ya te imaginaras cómo empezó a funcionar”, cuando era un programa voluntario que se manejaba muy transparente, muy limpio, comenta Montemayor a este tecleador.
Poco tiempo después “empezaron a sobornar a medio mundo en los centros de verificación, convirtiéndolo en un negocio para ellos”.
Recuerda que –GuillermoPacheco Pulido era el Presidente Municipal y Javier García Ramírez estaba en el departamento de Limpia y ya había rellenado una barranca de basura, Chantona, creo y andaba llenando otras barrancas.
Es más, en una ocasión se fue a tirar a los límites de Puebla con Tlaxcala, donde va el canal de protección de inundaciones que se construyó para evitar que se viniera el agua que baja de La Malinche hacia la ciudad.
Van a llenar el canal que intercepta las aguas, donde unas se van al Atoyac y otras se las lleva El Alseseca.
Lo vi y le dije: “espérate, cómo andas contaminando el suelo, contaminando el acuífero, van a provocar una inundación, un desastre”.
Le advertí que ya no tiraran, que lo cancelara, no me hizo caso. Mandé inspectores y camión de Limpia que llegaba se paraba y lo clausuraban.
Se armó tremendo alboroto. Hablaron con el Coordinador de Delegaciones de SEDUE, que era Miguel Ángel Yunez —de gratísima memoria— y me pregunta qué estás haciendo.
Le respondí, “mira lo que hace el departamento de Limpia del Ayuntamiento”.
Me dice, “ya me habló el Gobernador y el Presidente Municipal”.
Vaya historia.
Más los pasajes con Bartlett, Melquíades, Marín y Moreno Valle.
Al tiempo.

 






spot_img
spot_img

Más historias

El tío Víctor Hugo en la cárcel y el sobrino Gerardo Islas muere en España

Subió como la espuma y en un abrir y cerrar de ojos partió al más allá, cuando Gerardo Islas...

Marín y Succar Kuri con capacidad criminal media alta y manipuladores

No hay la menor duda que la soberbia es el peor y mortal enemigo de gobernantes y políticos, pues...

De Palacio de Gobierno al “embrujo” de La Marranera… hoy Casa Aguayo

La guerra del ejército clerical de arcángeles-ángeles-querubines contra la milicia de demonios, que se desata en Puebla a partir...
spot_img